************************************************************************************************************************************************************************************************

Canciones de mi vida


Nacimos cuando este país debía bastarse todavía a sí mismo apenas antes de que comenzase a salir del aislamiento internacional tras la guerra civil, en el comienzo de los 50’ y nuestra infancia transcurrió en esa época en que muy poco a poco comenzaron a cambiar las cosas. A mis 7 u 8 años, mi madre me enseñaba con orgullo el inmenso rótulo vertical de la Torre de Madrid que rezaba “IKE”, porque el presidente norteamericano Eisenhower visitaba por primera vez España y Franco reafirmaba su victoria y su desarrollo.

Y en ese contexto de la España liderada, monocroma, y católica, nuestra adolescencia, sin embargo, fue feliz. Burgueses en el sentido aséptico y objetivo del término, familias muchas numerosas o casi, el primer coche de papá, los veraneos, el colegio ,los amigos, las pandillas, los guateques, el primer amor.

Y llegamos a la Universidad y desde hacía algunos años la oposición política a la dictadura franquista se intentaba organizar en la clandestinidad y paulatinamente su marea iba impregnando la mentalidad de sectores sociales cada vez mas amplios. Y por supuesto a los intelectuales y a sus herederos: los estudiantes.

Y el progreso del mundo y el cambio de la sociedad foránea era nuestra referencia. El turismo. Como sustraerse a su influencia cultural si sus divisas supusieron el desarrollo meteórico del país? Francia y sus tiernas muchachas de aspecto existencialista. Inglaterra con sus melenudos y sus minifaldas. Estados Unidos y la revolución de las flores. La terrible guerra del VietNam. Caldo de cultivo para la política y la militancia ya específica, ideológica y , por tanto, arriesgada.

Tras la muerte de Franco, la transición española. Política y social y el comienzo de una vida personal, ya emancipada, aunque generacionalmente nos hubiese tocado todavía hacerlo según los cánones. Poco a poco se fue la juventud, el tiempo intenso, no consciente de que la vida estaba aun en nuestras manos…

…Y los discos, la música, como exponente, síntoma, catalizador y vaso comunicante de nuestra experiencia vital común, de nuestra generación en el sentido más amplio, del progreso de nuestra vida individual imbricada necesariamente en ese contexto del acontecer social y cultural. Pero la música, los discos, pasados los años, como única posibilidad de recordar un tiempo pasado ya lejano, un tiempo que no vuelve. Porque solo la música tiene ese poder de evocación, esa capacidad para trasladarnos y reproducir, aun por un instante, aquellas sensaciones de manera idéntica...

Por eso estas canciones, estos discos, su sonido, no siempre fácil de encontrar en sus versiones de entonces, y las caratulas, las portadas de los discos, los vinilos, los E.P.s. los L.P.s, grabadas en la memoria y el corazón.

Esta es , con todo, una historia estrictamente personal. Estas son las canciones , las mías, algunas quizá olvidadas, desconocidas o indiferentes para muchos, que supusieron vivencias y recuerdos de algunos momentos en mi propia vida. Sin querer caer en la tentación de los tópicos impuestos después por la memoria oficial y standarizada de los “mass media” posteriores. Sin querer hacer una historia de cada canción, cantante o grupo. Por eso las pequeñas notas , textos o explicaciones autobiográficas, íntimas, anecdóticas que acompañan a las imágenes o a los vídeos. Pero es verdad que gracias a la tecnología actual hemos podido ir recuperando esta historia , aun personal; las canciones de nuestra vida, estas canciones de mi vida.


************************************************************************************************************************************************************************************************* Este Blog está construído por superposición, de abajo a arriba, es decir, las entradas, las canciones, están colocadas por orden cronológico inverso; las situadas en la página mas arriba, las mas recientes, corresponden a épocas más modernas y viceversa. Por tanto, para seguir una historia en el tiempo deberá comenzarse por las entradas más antiguas

Para verlas, llegar hasta abajo de cada página y pinchar -Entradas antiguas-

La cronología y el orden de las canciones y los discos aun siendo muchas veces aproximada a su aparición en el tiempo , no es , sin embargo, sino una cronología personal. Es decir, quiere seguir mas o menos el momento en que yo las oí y suponen, por tanto, un recuerdo y una vivencia para mí.
*************************************************************************************************************************************************************************************************

Vídeos.

Como es sabido, cualquier persona puede colgar un vídeo en los portales de la red. Ello tiene una ventaja fundamental como es que una enorme cantidad de información (audiovisual en este caso) se pone al alcance de todos. De ese modo hemos podido recordar e incluir en un blog como el presente, por ej., tantas canciones. Muchos de estos vídeos musicales presentan sin embargo unas imagenes que, no solo distraen totalmente con contenidos absolutamente ajenos, la audición de la propia canción (que tiene su propia letra) sino que tantas veces están elaborados con pésimo gusto estético e imagenes de una vulgaridad y cursilerías muy notorias.
Muy pocas veces se encuentran versiones originales con las imagenes tambien originales de sus autores, cantantes y su interpretación correspondiente, lo que constituye siempre un hallazgo feliz y una auténtica vuelta atrás en el recuerdo y en el tiempo.
No nos queda sin embargo , muchas veces , más remedio que incluir algunos de estos vídeos con tal de poder escuchar esas canciones que tienen para nosotros tantas connotaciones personales, sin que compartamos el gusto dudoso de sus imágenes.

martes, 15 de junio de 2010

California Dreamin' The Mamas and the Papas.




Monday Monday





I saw her again.




Dedicate to the one I love.

No hay comentarios:

Publicar un comentario